Książki po hiszpańsku
Menu
Strona głównaTeksty po hiszpańsku¿Por qué nos parecemos a nuestra mascota?

¿Por qué nos parecemos a nuestra mascota?

Darmowe artykuły po hiszpańsku.

Algunos estudios desmuestran que escogemos al perro que presenta un mayor rango de similitud física con nosotros porque nos identificamos con él

Basta con echar un vistazo en cualquier parque: un hombre corpulento pasea a su perro de raza pitbull y a una mujer mayor de pelo blanco le acompaña un pequeño caniche. ¿Casualidad o ciencia? El profesor de Psicología de la Universidad de California (EEUU) Nicholas Christenfeld realizó un experimento en 2004 en el que fotografió a varios perros y dueños por separado y pidió a un grupo de voluntarios que los emparejaran. El resultado: dos de cada tres fueron relacionados correctamente.

Años más tarde, en 2013, el psicólogo japonés Sadahiko Nakajima, de la Universidad Kwansei Gakuin, confirmó la misma teoría que el estadounidense en un 80% de los casos, concluyendo que el mayor parecido estaba en la forma de los ojos. Las averiguaciones de estos investigadores se basan en el principio de familiaridad: tendemos a elegir (inconscientemente o no) al can que presenta un mayor rango de similitud con nuestros rasgos faciales, y de ahí la semejanza. "Optamos por una mascota en vez de otra porque nos identificamos con ella de alguna manera. El hecho de tener unas características físicas que encajan con nosotros hace que nos resulte más afín", explica Laura Pardo, psicóloga especializada en terapias asistidas con animales.

De esta manera, una persona de complexión fuerte se sentirá más reforzada con la compañía de una raza con las mismas carcaterísticas, -como Will Smith, que tiene varios rottweiler-, al igual que otra a la que le gusta ir a la moda, como Paris Hilton, preferirá la compañía de un chihuahua, un perro que puede llevar dentro de su bolso allá donde vaya. Sandra Prieto tiene el pelo rubio y ondulado... al igual que las orejas de su cocker spaniel. "Nunca lo había pensado, pero puede que eligiera a mi perra porque me recordaba a mi de alguna manera", asegura. Hay otros casos en los que el parecido puede resultar menos evidente a simple vista, pero eso no significa que no exista.
También en el carácter
Los humanos buscamos la compañía de otras personas que poseen características similares a las nuestras en estilo, gustos, aficiones... Lo mismo que sucede con nuestros amigos peludos, llevando el parecido entre el perro y su dueño más allá de lo físico.
"Las personas atléticas querrán tener una mascota activa con la que compartir caminatas. No van a elegir un bulldog, por ejemplo, al que no le gusta correr. Lo mismo, si son sedentarios, no van a decantarse por un border collie, deportista por naturaleza", afirma Rosario Galtier, veterinaria del centro de medicina del comportamiento animal Ebavet. Esto hace que al lado de una persona nerviosa suela haber un perro de las mismas carcaterísticas.
Sin duda, "hay una parte genética" que afecta a la personalidad de nuestro can, "pero también hay que tener en cuenta que los perros son seres sociales y que aprenden por imitación. Son tremendamente sensibles a nuestras emociones, por lo que si nosotros nos mostramos inquietos, ellos lo detectan y también lo estarán", explica Pardo. Se trata de un efecto parecido a lo que asegura el refranero popular: "Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición". Por lo tanto, de esta forma, la actitud de un perro también dependerá de la influencia que el dueño ejerza sobre él, un efecto que no es tan acusado en el caso de los gatos.
Investigadores de la Universidad de Eotvos en Budapest (Hungría) demostraron este contagio en 2015, cuando analizaron el comportamiento de varios canes y sus dueños. Tras observar los resultados, encontraron que ambos tenían perfiles muy similares de personalidad, más incluso que los encontrados con parejas o amigos, corroborando así la capacidad que tienen los animales de emular los comportamientos de sus amos. Los dos perros negros de Rosario Galtier son iguales: dormilones y tranquilos, como ella. ¿Casualidad?Quizá no tanta como se podría esperar...

Texto adaptado de:
www.elmundo.es
Filtrowanie produktów
Niestety nie znaleziono produktu!

1. Sprawdź poprawność zapytania i spróbuj ponownie.
2. Ogranicz szukane słowa do jednego lub dwóch.
3. Podaj ogólną nazwę produktu, którego szukasz lub skorzystaj z wyszukiwania zaawansowanego.
4. Jeżeli używałeś filtrów ogranicz ilość wybranych opcji.
...jest pusty

Wybierz walutę:
espanolDELE