Menu
Strona głównaTeksty po hiszpańskuLa cultura del té en España

La cultura del té en España

Filtrowanie produktów
Niestety nie znaleziono produktu!

1. Sprawdź poprawność zapytania i spróbuj ponownie.
2. Ogranicz szukane słowa do jednego lub dwóch.
3. Podaj ogólną nazwę produktu, którego szukasz lub skorzystaj z wyszukiwania zaawansowanego.
4. Jeżeli używałeś filtrów ogranicz ilość wybranych opcji.
La cultura del té en España

Uno de nuestros redactores recuerda cuando, al salir a desayunar, se le ocurrió pedir un té. Al segundo su padre, que había decidido acompañarle, preguntó si se encontraba mal o si algo de la cena le había hecho daño al estómago.

En un país como España, con una tradición cafetera y chocolatera centenaria, el consumo de té era una verdadera rareza. Las infusiones estaban ligadas al mundo de la salud y no llegaban más allá de la clásica manzanilla para aliviar el dolor de estómago o del anís estrellado para evitar los gases de los niños (uso bastante polémico, por cierto). Tomar un poleo menta ya estaba considerado caminar por el lado salvaje de la vida sana.

Sin embargo hoy podemos ver locales dedicados a la venta de té en muchas calles de muchas ciudades. Ya sea de una gran cadena o un negocio particular nos ofrecen diferentes tipos de té (negro, blanco, rojo, verde…) hasta el punto de abrumarnos. ¿Hemos acogido la costumbre de tomar té con una fe del converso que haría palidecer a la población británica?

Como con todo en esta vida quizá deberíamos hablar de una suma de factores. En primer lugar se debería citar la puesta en duda de los beneficios del café: hace poco, muy poco, aparecían diferentes estudios que hablaban de lo perjudicial para nuestra salud que era el abuso del café. Insomnio, estrés, nerviosismo, ansiedad… parecían estar vinculados al consumo excesivo de esta bebida (recordemos que los españoles somos capaces de beber hasta cuatro por día).

Beber una taza de té negro, también fuerte pero más “natural”, se convertía en una buena opción. De hecho algunos médicos comenzaron a recomendar la sustitución del café  por té.



HISZPAŃSKIE KUBKI Z NASZEJ OFERTY



TE QUIERO
PERDÓ, NO PUEDO ESTOY MUY OCUPADO